Política de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Si desea configurar las cookies, pulse el botón Personalizar Cookies. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz.

Personalización de Cookies

El sitio web de la Universidad de Cádiz utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y medición del tráfico, así como permitir el correcto funcionamiento en redes sociales, y de este modo poder mejorar su experiencia de navegación.

Para obtener más información sobre las cookies puede consultar la Política de cookies del sitio web de la Universidad de Cádiz. También puede acceder a la configuración de cookies en cualquier momento desde el enlace correspondiente en el pie de página.

A continuación podrá configurar las cookies del sitio web según su finalidad:

  • Análisis estadístico

    En este sitio se utilizan cookies de terceros (Google Analytics) que permiten cuantificar el número de usuarios de forma anónima (nunca se obtendrán datos personales que permitan identificar al usuario) y así poder analizar la utilización que hacen los usuarios del nuestro servicio, a fin de mejorar la experiencia de navegación y ofrecer nuestros contenidos de manera óptima.

  • Redes sociales

    En este sitio web se utilizan cookies de terceros que permiten el correcto funcionamiento de algunas redes sociales (principalmente Youtube y Twitter) sin utilizar ningún dato personal del usuario.

Cómo son los profesionales del sector turístico

Para estudiar Turismo, en primer lugar, hay que tener facilidad para el trato con la gente, ya que el profesional del turismo mayoritariamente trabaja de cara al público, con una clara orientación al cliente, por ello se valoran las cualidades de empatía y capacidad de comunicación.

Debe contar con cualidades que, inmediatamente, le sitúe como la persona indicada para atender las problemáticas que presente el turista, proactiva, atendiéndole en su idioma y de la manera más amable y atenta posible, ya que el turista representa la base primordial su trabajo y, consecuentemente, de la economía.

Entre los conocimientos que necesitan destacan la formación en otras lenguas, al menos dos idiomas: inglés y francés o alemán. Asimismo, debe contar con conocimientos gestión empresarial.

La industria turística requiere de profesionales con visión estratégica, con los conocimientos de empresa necesarios para planificar y gestionar los recursos empresariales: finanzas, marketing, gestión de recursos humanos entre otros.

El conocimiento de las culturas, su historia, costumbres y patrimonio histórico y natural es fundamental para un profesional del turismo.

Habilidades y destrezas de los profesionales de la Turismo

Hablamos de competencias, destrezas, habilidades… y la mayoría de las veces nos quedamos con el término pero ¿sabes que significan?, ¿Qué actitudes, aptitudes, comportamientos, conocimientos… son los adecuados para ser un buen profesional? Por ello, brevemente vamos a definir las más representativas del título.

• Empatía. Es la habilidad de interpretar correctamente los pensamientos, sentimientos o preocupaciones de los demás aunque no se expresen verbalmente o se expresen parcialmente. Coloquialmente la definimos como “ponerse en la piel” de la otra persona.
• Personas comunicativa. Es la capacidad de una persona para comportarse de manera eficaz y adecuada en una determinada situación. la competencia se relaciona con saber cuándo hablar, cuándo no, de qué hablar, con quién, cuándo, dónde, en qué forma.
• Orientación al cliente supone el deseo de satisfacer a los clientes con el compromiso personal para cumplir con sus pedidos, deseos y expectativas. Implica preocuparse por entender las necesidades de los clientes y dar solución a sus problemas; así como realizar esfuerzos adicionales con el fin de exceder sus expectativas y mejorar su calidad de vida, teniendo en cuenta, entre otras, las variables de respeto, amabilidad, calidad, oportunidad y excelencia.
• Inquietud, iniciativa y proactividad. La inquietud hace que las personas nos hagamos preguntas sobre los temas que nos rodean o más nos preocupan. La iniciativa nos mueve a realizar determinadas actividades por el simple hecho de querer hacerlo. La proactividad nos fuerza a generar propuestas, adelantándonos a la solicitud de un tercero, simplemente porque consideramos que pueden ser útiles.
• Visión estratégica. Habilidad de trabajar día a día para alcanzar metas a largo plazo.